Odontopediatría

11936087_web

La Odontopediatría es aquella parte de la odontología que se encarga del cuidado, mantenimiento y prevención de la salud dental del niño desde su infancia hasta su adolescencia. Cualquier alteración sin tratar en dientes temporales podría influir posteriormente en las piezas permanentes.

El odontopediatra desempeña un papel importantísimo en la relación padre-niño-odontopediatra, ya que la atención del niño es muy especial y personal para que la experiencia del niño en el dentista sea agradable y no traumática,

¿Cuáles son los tratamientos más frecuentes en los niños?

  1. Enseñanza de higiene dental y profilaxis
  2. Control de la erupción y de sus posibles alteraciones
  3. Prevención de la caries: fluor y selladores
  4. Tratamiento de las caries
  5. Pérdidas prematuras de dientes: mantenedores de espacio
  6. Tratamiento pulpar: pulpotomía y pulpectomía en dientes de leche y endodoncia en dientes definitivos.
  7. Retención prolongada de dientes definitivos
  8. Traumatismos
  9. Estudio de las anomalías dentarias

¿Cómo pueden infuir los traumatismos de la dentición temporal a la dentición permanente?

Debido a la proximidad del germen del diente permanente en desarrollo al predecesor temporal traumatizado, éste puede sufrir diferentes tipos de alteraciones.

El peligro de afectación de la dentición permanente es mayor cuanto más joven es el niño.
Las alteraciones más graves ocurren cuando el traumatismo se produce en menores de 3 años.

Se pueden observar multitud de alteraciones en el diente permanente tras el traumatismo del diente predecesor, desde defectos en la formación de la matriz a alteraciones en la mineralización o ambos,  pudiendo afectar a la corona, raíz o a todo el germen dental. También se puede afectar la erupción del diente permanente, y quedarse retenido en hueso, entre otras complicaciones.

bebe

¿A qué edad es recomendable la primera visita al Odontopediatra?

Lo ideal es que la primera visita al dentista sea cuando el niño tiene ya toda la dentición temporal, sobre los 2 años, y acudir a sus revisiones cada 6 meses aproximadamente.

Estas visitas no sólo sirven para el cuidado de los dientes, sino también para que el niño se habitúe a acudir al dentista. De esta forma, este hábito se convertirá en algo natural para él.

Es importrante saber que los dientes del niño empiezan a formarse durante el embarazo, por lo que durante esos meses la madre debe cuidar su alimentación para una buena formación de la dentición de su bebé.

¿Por qué es necesario tratar los dientes de leche si se van a caer?

Los dientes temporales van a estar en la boca del niño hasta los 12 años, por lo que es necesario que estén en condiciones adecuadas de salud para la correcta masticación, oclusión y estética. Si no se tratan, pueden surgir consecuencias tales como dolor, flemones, pérdida de espacio o incluso dañar los gérmenes de los dientes permanentes que se encuentran en formación dentro de hueso.

¿En qué situación debemos ir al Odontopediatra?

Los niños deben acudir cada 6 meses al dentista aunque no tengan sintomas de dolor alguno. Y así el odontopediatra puede valorar si existe alguna patología que pueda pasar desapercibida para los padres y por supuesto si el niño sufre algún traumatismo dental,  flemón, dolor, alteración en la erupción, problemas de oclusión o cualquier otra patología.

¿Cuántas veces y cómo debe ser el cepillado de un niño?

El cepillado hay que realizarlo después de cada comida, mínimo 3 veces al día, siendo el cepillado más importante el de la noche. Deben cepillarse durante 3 minutos con una pasta infantil con una concentración de flúor adaptada a la edad del paciente.

Y es recomendable que hasta los 6 años el cepillado sea bajo la supervisión de un adulto que evite la ingesta de pasta e repase el cepillado. A partir de esta edad, los niños son más autónomos, pero no debemos dejar de darle importancia a la supervisión del cepillado.

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. más info ACEPTAR